Corazón trabado

Vocación verdadera no es otra cosa sino haber Dios asido y trabado el corazón del hombre para sacarlo de sí y ponerlo en Dios. (San Juan Bautista de la Concepción, De los oficios más comunes de la religión de descalzos de la SS. Trinidad, cap. 44)

Corazón trabadoEn estos días estamos recordando la figura especial y siempre nueva de San Juan Bautista de la Concepción, reformador de la Orden Trinitaria. Así que la perla de esta semana lleva su letra y su mística. Cuando Juan Bautista quiere ayudarnos a diferenciar la vocación auténtica de la que se pasa en unas horas utiliza la imagen del corazón trabado. Hay una vocación tipo montaña rusa, nos viene y nos va, nos tambalea, se come el mundo en cada subidón espiritual y reniega de todo en cada bajón vertiginoso. La sentimos, y la vivimos, continuamente, es la vocación que busca soluciones inmediatas a gestos y situaciones personales que no sabemos explicar, pero que nos conmueven por dentro. Damos respuestas llamativas y atrevidas, porque las consideramos proporcionadas al intenso momento vivido. Por desgracia, esta vocación no dura, está construida sobre emociones sin profundidad. En ella no experimentamos ninguna salida, ninguna llamada a dejar la tierra y las seguridades que protegemos con tanto celo, al contrario, los protagonistas de esta vocación somos nosotros, soy yo mismo, yo decido cómo y cuándo, incluso hasta cuándo.

Hay también una vocación de corazón trabado, aparentemente esclava y áspera, envuelta en mil dudas y casi ninguna respuesta, encogida, silenciosa, que ni siquiera se pertenece a sí misma. Es la vocación de lo atrevido, la que se queda sin palabras, y renuncia a las ya sabidas por algo, una perla, dicen, que aún no se ve ni se adivina, sin nombre. Se reconoce porque camina libre de apegos y condicionantes, porque pocos la esperan, porque va haciendo salir de la tierra de los pretéritos a una tierra en la que sólo se habla presente. Esta es la vocación del amor, la que traba el corazón y lo descoloca. No busquemos más palabras para definirla, sólo es una perla preciosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s